Trastornos de la personalidad

Transtornos de la Personalidad

Los trastornos de la personalidad se corresponden con un estilo estructurado de comportamiento, pensamiento y emoción, que tienen su inicio en la adolescencia o en la edad adulta.  Los trastornos de la personalidad son muy diversos y conducen a pensamientos, sentimientos y percepciones que difieren de lo comúnmente aceptado por el grupo de iguales en el que la persona se encuentra inmersa, lo cual dificulta la adaptación en el medio.

Los trastornos de personalidad se caracterizan por:

 

  • La inflexibilidad
  • Problemas en las relaciones interpersonales
  • La fragilidad emocional
  • Dificultad en el control de los impulsos

 

Los trastornos de personalidad,  provocan una gran inestabilidad afectiva y conductual, que altera y deteriora muchas áreas de la vida (formativa, laboral, afectiva, relacional) del paciente y de las personas con las que convive.

 

Existen diferentes tipos de trastornos de la personalidad, entre ellos destacamos (DSM-V):

 

  • Trastorno de la personalidad paranoide: caracterizado por la desconfianza y suspicacia, de forma que se mal interpretan las intenciones de los demás.
  • Trastorno de la personalidad esquizotípica: implica un malestar agudo en las relaciones íntimas, distorsiones de pensamiento y excentricidades en el comportamiento.
  • Trastorno de la personalidad límite: caracterizado por un patrón de inestabilidad en las relaciones interpersonales, en la imagen de sí mismo y de los afectos, con una impulsividad marcada.
  • Trastorno de la personalidad histriónica: relacionado con un patrón de emotividad y de búsqueda de atención excesivas.
  • Trastorno de personalidad evitativa: implica un inhibición en las situaciones sociales, sentimientos de ser inadecuado/a y una hipersensibilidad a la evaluación negativa.
  • Trastorno de personalidad dependiente: se caracteriza por un comportamiento de sumisión relacionado con la necesidad de ser cuidado.
  • Trastorno de personalidad narcisista: caracterizado por un patrón de grandiosidad, necesidad de admiración y falta de empatía.
  • Trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo: implica una preocupación excesiva por el orden, el perfeccionismo y el control.

Lo primero siempre eres tú

¡Pide cita!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contactar >
close slider

Contacta con nosotros