Testimonios de las Familias

Las familias nos lo cuentan

Nerea

“La sensación de inferioridad me hacía estar decaída y triste todos los días, con ganas de llorar a diario”.

Nuria

“Esta enfermedad es como una semilla que has plantado sin querer, y que riegas día a día de forma inconsciente, hasta que crece y te desgarra por dentro con las ramas”.

Madre de Nuria

“Aunque yo sabía que pasaba algo, incluso intuía lo que era, me negaba a aceptarlo. Y no es que no quisiera verlo, es que me aterraba”.

Lo primero siempre eres tú

¡Pide cita!

Contactar >
close slider

Contacta con nosotros

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies